foto1
foto1
foto1
foto1
foto1

Aparatología Médica

Fisioterapia

Electromedicina

Fisio-Estética

Grupo Publisac

Diatermias / Hipertermias

Ondas de Choque

Ecógrafos

Equipos de Presoterapia

Electrocardiógrafos

Aparatología Rehabilitación

Equipo EPTE

Equipos E.P.I.®

La Magnetoterapia es una terapia aplicada a través de Imanes; partiendo de la base de que el Planeta Tierra es un gran Imán, y que todos los seres vivos estamos influenciados por la fuerza magnética de los polos, la aplicación de la magnetoterapia es la mejor, ya que es sana y natural. Es uno de los métodos más antiguos y eficaces del Mundo, sus orígenes datan de hace más de 4.000 años.

La magnetoterapia es una técnica terapéutica consistente en aplicar campos magnéticos fijos o variables sobre una zona del cuerpo aquejada de una disfunción o traumatismo. El cuerpo humano utiliza el magnetismo natural para su funcionamiento, en los huesos hay depósitos de magnetita destinados a intensificar el campo magnético. Allí donde la retención de calcio óseo es más importante, la interacción de otro campo magnético va a modificar algunos procesos biológicos como favorecer el intercambio de cargas entre la membrana celular. Los efectos terapéuticos de la magnetoterapia son: A nivel de la membrana celular, restablece el potencial de membrana alterado, va a aumentando el metabolismo del oxígeno y produciendo una mayor utilización del mismo. Aumenta la microcirculación local, el trofismo, estimula la osteogénesis y, como consecuencia de ello, mejora y acelera la reparación de las fracturas, aumenta el metabolismo del calcio y la cicatrización, induciendo a la relajación muscular.

Otro de los efectos de la magnetoterapia es la disminución de edemas, aumento de la síntesis enzimática, regulación de la función endocrina, mejora del sistema inmunitario, normaliza el sueño, es sedante y antiespasmódica y va a producir una estimulación del sistema circulatorio venoso y linfático.

La magnetoterapia está indicada en procesos traumáticos, patología osteoarticular crónica o aguda, patologías degenerativas, reumatología, patologías inflamatorias agudas o crónicas, algias, neurología, dermatología, ya que acelera el proceso de reparación de tejidos, trastornos del sistema circulatorio, patología ginecológica, otorrinolaringológicas y respiratorias entre otros.

Está contraindicada en personas que portan marcapasos, enfermedades víricas, embarazo, procesos micóticos, tuberculosis, enfermedades vasculares graves, estados hemorrágicos, diabetes juvenil, estados febriles e hiperactividad tiroidea entre otros. Debemos recordar que las aplicaciones de magnetoterapia deben ser bajo indicación médica.

Bases Físicas de la Magnetoterapia


  • Cuando la corriente eléctrica atraviesa un hilo conductor genera un campo magnético coaxial a dicho hilo.
  • La densidad del campo magnético en un punto determinado, es directamente proporcional a la distancia que separa el punto considerado del hilo conductor, de la corriente. Si con este hilo conductor se forma una espiral en hélice, se obtiene un solenoide.
  • Un solenoide es un conjunto de hojas magnéticas sucesivas y ordenadas según su polaridad norte-sur.
  • Dicho solenoide se rige por las reglas de Maxwell o regla “del sacacorchos” que dice “el sentido de las líneas de fuerza del campo magnético engendrado por una corriente, lo determina el movimiento de un sacacorchos que avanza en el sentido de la corriente. En el interior del solenoide, el campo magnético creado será uniforme y orientado paralelamente al eje de la espiral que lo forma.
  • La intensidad de este campo magnético se calcula: Intensidad =Amperios x número de espiras (en gauss) / Longitud (en metros) del solenoide. 1 Gauss = 1 Oersted. 1 Gauss = 10-4 Tesla.
  • El campo magnético generado, varía en función del tipo de corriente que atraviese el solenoide.
  • Si la corriente es continua el campo magnético será continuo. Si la corriente es variable el campo magnético también lo será.
  • Para efecto del tratamiento buscamos un campo magnético pulsante, se utiliza haciendo circular una corriente alterna a través del solenoide.


Mecanismo de acción de la Magnetoterapia


El mecanismo de acción de los campos magnéticos es sencillo.

Si colocamos diversas partes del organismo en la zona de acción de los campos magnéticos, las líneas magnéticas atraviesan estas superficies totalmente y no solo actúan en los tejidos superficiales, sino que atraviesan todo el organismo, incluyendo los huesos y todos los órganos, llegando a la profundidad absoluta.

Con su aplicación se alcanza a todas las células, iones de sodio y potasio que se encuentran en la célula y el sistema coloidal.

Se origina un cambio del potencial eléctrico de la membrana celular, cuyo resultado es un intercambio iónico acentuado.

Se mejora la circulación sanguínea en los vasos y capilares que se observa muy bien con la termografía.

Aumentan las defensas orgánicas, lo que constituye uno de sus principales efectos.

En experimentos recientes se demostró que la presión parcial del oxígeno en los tejidos puede aumentar en un 1.000%, cuando actúan sobre ellos campos magnéticos a una determinada intensidad y frecuencia.

Ardenne en 1976 publicó que los estados deficitarios por falta de oxígeno en las células orgánicas, son mucho más frecuentes de lo que se suponía como causa primaria de numerosas enfermedades.

Con terapia de campos magnéticos se puede en estos casos:

  • Reducir el dolor.
  • Relajar el espasmo.
  • Obtener efecto antinflamatorio, con fortalecimiento simultáneo de las defensas orgánicas y recuperación de la energía.


Efectos de la magnetoterapia


  • Estimulo específico del metabolismo del calcio en el hueso y sobre el colágeno conocido como Efecto piezoeléctrico de la magnetoterapia: Se considera que el hueso dirige su forma y estructura a base de descargas eléctricas que crean un ambiente de electronegatividad o electropositividad cuando se deforma, pareciendo cargas negativas en la convexidad y positivas en la concavidad.
  • Antinflamatorio: Libración de prostaglandina e histamina.
  • Analgésico: No inmediato pero si duradero.
  • Descontracturante.
  • Antiespasmódico.
  • Sedación general.
  • Dolor paradojal: Es la reacción de la activación celular, es un dolor que se presenta entre el primer y el quinto día después de empezado el tratamiento.


Indicaciones


  • Procesos reumáticos
  • Reumatismos periarticulares
  • Trastornos de la osificación
  • Traumatología
  • Patología vascular periférica
  • Sinusitis
  • Migrañas
  • Síndromes vertiginosos secundarios a trastornos de la microcirculación.

Contraindicaciones


Relativas:

  • Tuberculosis
  • Embarazo
  • Marcapaso
  • Micosis
  • Hemorragias
  • Estados de pre-infarto
  • Hipotensión


Absolutas:

  • Embolia
  • Claudicación intermitente
  • Angiopatia diabética
  • Angina de pecho
  • Insuficiencia coronaria